DEVENDRA BANHART TOUR 2011

DEVENDRA BANHART TOUR 2011

Posted On: April 4, 2011
Posted In:
Comments: No Responses

::INDIEFOLKS LIVE PRODUCTIONS::

::Devendra Banhart & The Grogs::

:: 5 – 6 ABRIL 2011:: NICETO CLUB


DEVENDRA BANHART se sacó las ganas de regresar a la Argentina en un ámbito más favorable, que el de su última participación en un opening de un festival que dio vergüenza ajena. Las cosas fueron muy distintas en Niceto, con dos fechas a tope de público, con aficionados cantando sus canciones en espanglish y con un concierto que demostró que este muchachito tiene más para ofrecer que ser un producto musical cool.

::SANTA MARIA DE FEIRA::

YouTube Preview Image

Al neohippismo folkie por el que se hizo conocido, el cantautor le sumó en vivo un corte más rockero y seco cercano al Lou Red de Nueva York, oscilantes pinceladas de groove tropicalista, (aporte del guitarrista brasileño Rodrigo Amarante, de la banda Los Hermanos) y un set intimista en guitarra solo, que lo devuelve a ese magnetismo sonoro que lo colocó como “la gran cosa” del avant garde neoyorquino.

::ANGELIKA::

YouTube Preview Image

Su nomadismo musical es quizá lo más atrapante de su concierto. Junto a esa banda de tres guitarras eléctricas, un bajo y una batería más bien percusiva, le sobra para entrar en climas sonoros que pasan de la atmósfera country y slides de las guitarras y efectos reverb a lo Neil Young, al vuelo instrumental de los setenta, a la psicodelia de la Costa Oeste, y a la frescura de melodías latinas, inocentes y bailables cercanas a Os Mutantes.

Devendra mantiene un rol despreocupado y creíble en escena, esa condición casi de artista low fi cuando baja el tono de sus canciones, como “Little Yellow Spider”, y mantiene a todos atentos, como si fuera un narrador de historias, en medio del desierto de Arizona. Sólo falta una pequeña fogata.

Los chicos del público le piden temas en inglés y se sienten como en un club abarrotado de Brooklyn. El hombre cumple con algunos requerimientos con dócil simpatía y descarga en soledad algunos tracks acústicos del celebrado Cripple Crow, dejando caer perlitas como la cándida “Quédate luna”, en ese español caraqueño que aprendió de su madre: fue un gran momento de la noche.

::BRINDO::

YouTube Preview Image

Cambios de estado

Luego las guitarras eléctricas toman velocidad, los riffs se hacen cortantes y bailables en “Lover” (la tonalidad recuerda a un hit de los noventa de Spin Doctors) y en “I Feel Just Like a Child”, pero Devendra otra vez cambia el color previsible de la canción con esa voz lúdica, que juega con las melodías, acentúa con extraños modismos, o introduce efectos reverberantes y coros muy “Hotel California”.

Inmersos en el sonido setenta de L.A., la banda puede citar indirectamente a los Doors, o se pone más densa y pesada en los bajos y los solos distorsionados de la Gibson Les Paul para dejarse llevar por la música sin dirección aparente. La gente levanta sus manos y mueve sus cabezas acompañando los riffs de Devendra en la eléctrica. La temperatura del show sube, y antes de retirarse casi definitivamente tendrá una entrada más antes del final, para hacer bailar al público con la cadencia calypso solar de “Baby” (su nuevo corte) y lanzar a todos a la pista con “Carmensita” [sic], como perfecto creador de ese cruce folk latino y global.

Entre el público, Kevin Johansen parecía haber encontrado ese eslabón perdido de su generación y Devendra se iba feliz, prometiendo volver para quedarse a vivir varios meses y dejar tras de sí a un montón de caras sonrientes, como entre las nubes. (Gabriel Plaza, Diario La Nación)@gabyplaza

::MAMA WOLF::

YouTube Preview Image

ENGLISH

DEVENDRA BANHART took away his desire to return to Argentina in a more favorable, than his last participation in an opening of a festival that was a little embarrasing.  Things were very different in Niceto, with two dates at the top of the public, with fans singing their songs in Spanglish and a concert that demonstrated that this boy has more to offer than being a cool musical product.

At neohippismo folkie by which it became known, the singer was joined by a live rock and dry cutting close to the New York Red Lou, touches of swing groove tropicalista (contribution of Brazilian guitarist Rodrigo Amarante, the band Los Hermanos) and a set intimate guitar solo, he returns to that magnetism that put him sound like “big deal” of the avant garde New York.

His musical nomadism is perhaps the most compelling of his concert. Along with this gang of three guitars, a bass and more percussion battery, enough to get you in hot sound moving from country atmosphere and slide guitars and reverb effects to Neil Young, the flight instruments of the seventies to the West Coast psychedelia, and the freshness of Latin melodies, innocent and dance close to Os Mutantes.

Devendra maintains a casual and credible role on stage, this condition most of artist fi low when the low tone of his songs, like “Little Yellow Spider”, and keeps everyone alert, like a storyteller, in the desert Arizona. Just need a little fire.

The guys in the audience asked subjects in English and feel at a crowded club in Brooklyn. He meets some requirements with gentle sympathy and download some tracks alone Cripple Crow celebrated acoustic, dropping gems such as candida “Stay moon” in Spanish Caracas that he learned from his mother was a great moment of the night.

Changes of state

Then pick up speed electric guitars, the riffs are sharp and dance in “Lover” (the tone reminiscent of a hit of the nineties of Spin Doctors) and “I Feel Just Like a Child”, but Devendra changes color again foreseeable playful song with that voice that plays with the melodies, accented with foreign idioms, or enter reverberation and chorus effects very “Hotel California”.

Immersed in the seventies of the sound, the band can cite Doors indirectly, or becomes more dense and heavy bass and distorted solos of the Gibson Les Paul to go with the music without apparent direction. People raise their hands and move their heads Devendra accompanying riffs on the power. Show temperature rises, and before retiring almost definitely have one more inning before the end to make the public dance with the calypso rhythm “Solar Baby” (his new court) and throw all the track with “Carmensita” [sic] as the perfect creator of the Global Crossing Latin and folk.

In the audience, Kevin Johansen seemed to have found the missing link of his generation and was happy Devendra, promising to return to stay and live several months and leave behind a lot of smiling faces, as the clouds

::XIMENA ETCHART (PH)::


::MAIA TARCIC (PH)::

 

FEBRUARY 2011

::DEVENDRA BANHART @ARGENTINA+URUGUAY::

——————————————————————————–

MARTES 5 DE ABRIL (LIVE@NICETO CLUB, Niceto Vega 5510)//SOLD OUT!!

MIERCOLES 6 DE ABRIL (LIVE@NICETO CLUB, Niceto Vega 5510)//SOLD OUT!!

VIERNES 8 DE ABRIL (LIVE@LA_TRASTIENDA_CLUB) – Montevideo, Uruguay

 GACETILLA:

 

Con apenas 29 años, Devendra Banhart es uno de los responsables de que el folk haya vuelto a imponerse y de que el hippie-chic no sea sólo una tendencia urbana, sino una manera de presentarse en el mundo, personal y sofisticada a la vez.

Su nombre es sinónimo de Indra, el dios hindú del rayo y el trueno. Y no hay duda que, desde que se dio a conocer en el 2002 con una serie de grabaciones tan misteriosas como magnéticas y encantadoras, Devendra Banhart hizo honor a su nombre.

Había algo en él -en su voz embrujada, en sus facciones particulares, en su vestimenta colorida- que lo hacían instantáneamente atractivo para el público y la gran industria, que desde hacía años esperaban un artista que conectara con lo latino pero de una forma no estereotipada.

De madre venezolana, Devendra Banhart nació en Texas, pero vivió hasta los nueve años en Caracas, Venezuela, lo que le permitió entender de primera mano ese mundo mágico y caliente que lo crío y que él luego mezcló con su condición anglosajona.

Así es que en sus composiciones pueden apreciarse influencias del primer Bowie acústico o Marc Bolan, pero también de Atahualpa Yupanqui, Caetano Veloso o los míticos Os Mutantes, de quienes tomó su psicodelia y el gusto por lo mágico y alegre.

 

Devendra lleva editados seis discos de estudio y decenas de videos, en donde dio rienda suelta a su gusto por el cine, la fotografia y a su manejo artístico de la imagen, siempre relajada y sensual. Prueba de ellos son las portadas de sus álbumes y video-clips como “Baby” y “Carmesita”.

“CARMENSITA” del album “Smokey Rolls Down Thunder Canyon”

YouTube Preview Image

En lo estríctamente musical, Devendra es un autodidacta hiper creativo que desde muy chico desarrolló un amor verdadero por la música folk y las enseñanzas sensoriales del folk más psicodélico.

Sus primeros discos, Oh me oh my (2002), Rejoicing in the hands (2004) y Niño Rojo (2004), los grabó de manera artesanal y se convirtieron en inmediatos éxitos de la escena alternativa de Estados Unidos, que se rindió ante el estilo cautivante y enigmático de Devendra y su renovado uso de la instrumentación hindú y psicodélica.

Cripple Crow (2005), su cuarto disco, fue otro gran paso adelante, ya que allí Devendra grabó junto a una banda de una manera todavía más acabada, y temas como “Quédate luna” y “I feel just like a child” se convirtieron en clásicos de sus recitales.

“I FEEL JUST LIKE A CHILD”

YouTube Preview Image

El disco fue aclamado por la crítica y le permitió participar de lo que se dio a conocer como freak-folk, una movida surgida en Los Angeles que buscaba revitalizar el folk, el hippiesmo y la psicodelia de fines de los sesenta pero desde las posibilidades y la mirada del presente.

Smokey Rolls Down Thunder Canyon (2007) y What Will Be (2009) sus siguientes discos, lo mostraron aún más consolidado en su estilo, pero incorporando elementos pop, funk y soul impensandos en sus inicios y que se amalgaron perfectamente bien en su música. Con What Will Be, editado por Warner, Devendra Banhart alcanzó estatus internacional, pero sin perder la naturalidad de la que siempre fue parte.

“BABY” directed by Ron Winter


Por eso cuando se le pregunta cómo vive el éxito, responde: “Nunca esperé nada de esto. Siempre supe que lo que estoy experimentando es producto del momento. El punto para mí es hacer música y hablar de ella. Estudié en una escuela de arte de San Francisco donde aprendí todas las disciplinas excepto la música. Pero luego me di cuenta de que en vez de ir a clases prefería quedarme en casa tocando la guitarra. Fue una cuestión muy orgánica. Supe que si no era yo mismo me iba a morir. Si no eres honesto con tus canciones o con lo que le estás dando al mundo, tu cosecha se pudrirá. No importa dónde nazcas, lo que importa es que tú seas tú”.

::Y COMO FINAL DE TOUR UN REGALITO QUE NOS BRINDÓ DEVENDRA::